La Parashá de la semana

La Parashá de la semana: Lej Lejá
Viernes 19 de octubre de 2018 – 10 de Jeshván de 5779


Parashat Lej-Lejá lectura trienal 3er ciclo (Bereshit 16:1-17:27) Pág 55: La parashá de esta semana nos encamina hacia la vida del primer patriarca: Abraham y el inicio de la historia puntual del pueblo Hebreo, posteriormente llamado el pueblo judío. Abraham abandona su casa, el lugar que lo vió nacer y crecer, para ir hacia las sendas que D’s le habrá de mostrar. Abraham inició el trayecto que cambiará el rumbo de su vida y el de sus siguientes generaciones y lo único que precisó para realizar esta travesía fue la confianza en D’s. Abraham, Sará y su sobrino Lot emprenden este viaje y cruzan el río Eufrates que se encuentra en la zona de la mesopotamia. Cruzar en hebreo es laabor, de ahí proviene la palabra ibrí, traducida como Hebreo. El abandono de la tierra donde Abraham y su familia vivió fué solo la primera, de las pruebas de fé que deberá enfrentar a lo largo de su vida. El Rambam, genio y comentarista de la Torá enseña Abraham debió enfrentar 10 pruebas de fé, de las cuales 7 figuran en esta parashá: Según Maimónides, el Rambam , enumera solo las mencionadas en la Torá Escrita: 1. Abraham debe abandonar su tierra. 2. Hay hambre en la tierra de Canaán. 3. Sara es capturada por el Faraón. 4. La guerra contra los 4 reyes que capturaron a Lot. 5. El tomar a Agar como esposa. 6. La mitzvá de circuncidarse a sí mismo. El personaje de Abraham nos enseña un modelo de patriarca humano, que se equivoca, que lucha por lo que quiere, que puede hacerle frente a D’s, que si uno quiere puede, y que a pesar de todo D’s proveerá. Abraham es un ejemplo de persona el cual necesitó de tiempo para formarse para encaminarse hacia el propósito de D’s, y que sobre todo a pesar de tener defectos al igual que nosotros, fué un justo que abrió su corazón al prójimo. Haftara: Ishaiahu 40:27-41:16 pág 207 La haftará de la semana es extraída del libro del profeta Ishaiahu (aproximadamente SVIII a.e.c). El profeta le habla al pueblo de Israel que no se rinda, que no se aleje de la senda de D’s y que tengan fe. “Por qué murmuras, Jacob? ¿Por qué refunfuñas, Israel: «Mi camino está escondido del Señor; mi Dios ignora mi derecho»?” (Ishaiahu 40:27) El profeta ante el abandono de D’s por parte del pueblo, les dice que no decaigan, que D’s da poder al débil y al que no tiene poder le da fuerza. Ishaiahu plasma en su escrito su teología y la transmite al pueblo en unas de sus peores épocas, en una judá dividida y orientada a una lucha por la sobrevivencia.

Tutoriales de Shabat

Te invitamos a que veas los videos a continuación para que puedas aprender cómo hacer los rituales más importantes del Shabat.

El encendido de las velas

Cuando Dios creó al mundo, el primer día de la creación fue de la luz. Los rabinos nos enseñan que la luz pasó a ser el opuesto al caos original, al desorden que imperaba en este mundo.

El Kidush, la bendición del vino

En cada festividad judía y especialmente en el Shabat, comenzamos nuestras comidas bendiciendo y santificando el fruto de la vid, que produce el famoso vino, que nos ayudará a comenzar la festividad con la alegría y la felicidad que merece.

Netilat Iadaim: El lavado del manos

El paso anterior a bendecir la jalá es el lavado de manos. Eso va a implicar tomar agua corriente, recolectarla en un utensilio que tenga manija y desde allí arrojarla tres veces en cada una de las manos.

La bendición de la jalá

El sinónimo más importante de nuestro pueblo para hablar de comida es el pan. El pan simboliza y representa a toda nuestra comida. El pan de Shabat debe tener diferentes brazos para formar un pan trenzado, que simboliza la unión que queremos que haya en nuestra casa, en nuestra mesa, en nuestro Shabat.

Canciones de Shabat

Te invitamos a que escuches las canciones del Kabalat Shabat.

Nigun
Arbaim Shana Shiru L` Adonai
Or Zarua Zambru
Mizmor Le David
Leja Dodi
Mizmor Shir
Adonai Malaj
Barju
Umaabir iom - Ki em jaieinu
Mi Camoja
Ashkibenu
Veshamru
Jatzi Kadish
Ose Shalom
Vaiejulu
Kadish Shalem
Kidush
Aleinu
Adon Olam
Shalom Aleihem